En los últimos tiempos, no han sido pocos los centros hípicos que se han decidido a instalar alarmas entre los sistemas de seguridad instalados en tus instalaciones dado el aumento de robos que ha sufrido el sector.

Si analizamos detenidamente la situación, los picaderos suelen encontrarse en zonas poco pobladas y de difícil acceso. No es habitual encontrar un centro de este tipo en las concurridas calles de una ciudad. La ubicación de los picaderos supone una gran ventaja para ladrones que están interesados en cometer robos de este tipo.

Acceder hasta el interior no supone una gran dificultad, pues al encontrarse en zonas apartadas, la probabilidad de que un vecino oiga algún ruido y el robo se vea frustrado es mínima. Los ladrones para acceder a los picaderos utilizan métodos cuanto menos sutiles, pues son conocidos algunos casos en los que han accedido hasta el interior de la propiedad realizando una abertura, bien por la puerta metálica (material del que suelen estar fabricadas la mayoría de puertas para este tipo de actividades), o bien provocando un orificio de gran tamaño en la pared del establecimiento.

alarmas. monturas

Los artículos que se extraen tienen un considerable valor teniendo en cuenta que son productos que en su mayoría están hechos de cuero. Las monturas; tanto inglesas como vaqueras, cabezales, incluso en ciertas ocasiones los animales, suponen un aliciente para acceder hasta el interior de este tipo de establecimiento.

Las fechas en las que más robos se cometen en nuestra ciudad en picaderos es cuando se aproximan ferias o romerías, pues en teoría, se encuentran más productos en el interior de los centros de hípica al dejar los propietarios algunas de las pertenencias que utilizan para entrenar.

En sistemas de seguridad Vélites ofrecemos los sistemas de videovigilancia y alarmas más novedosos. Si estas interesado en instalar uno de nuestros dispositivos, contacta con nosotros. ¡Tu seguridad es lo primero!

 

A %d blogueros les gusta esto: