Gracias a la instalación de alarmas los propietarios de viviendas o negocios logran minimizar el riesgo de sufrir un robo, evitando así que personas ajenas a su propiedad entren en su domicilio y se lleven consigo aquellos bienes materiales de alto valor tanto económico como sentimental.

Cuando pasamos por la mala experiencia de un robo, en primer lugar, sufrimos un gran impacto psicológico al no poder concibir la cruda realidad y pensar que estamos viviendo una pesadilla de la que despertaremos en cualquier momento, continuando todo como antes. Una vez que se acepta que nuestro domicilio ha sido violado, la desesperación, el temor y la vulnerabilidad se apodera de nosotros al sentirnos indefensos ante la amenaza. Nuestro hogar es el único lugar en el que nos sentimos protegidos de todos los peligros que acechan en el exterior, por lo que sentir que alguien ha entrado sin nuestro permiso en el y ha tenido acceso a nuestras pertenencias nos provoca una desagradable sensación que no podremos olvidar.

alarmas. hurtoUna inmensa sensación de inseguridad se apodera de nuestra mente al no poder encontramos en un lugar en el que sentirnos protegidos. Las medidas de seguridad no nos parecen suficientes y nuestro subconsciente parece que espera el momento en el que un delincuente vuelva a entrar. La indefensión se apodera de nosotros.

Las personas que sufren robos se vuelven más desconfiadas en su entorno al desconocer la identidad del responsable de los mismos. Incluso llegan a sospechar de todo el mundo.

En el “mejor” de los casos los daños son solo económicos, además de psicológicos, pero en ciertos casos se producen daños materiales y personales cuando el propietario encuentra al ladrón en el interior de su vivienda en el momento de la intrusión.

Si quieres evitar pasar por la mala experiencia que supone que un extraño entre en tu vivienda o negocio, no lo dudes, contacta con Vélites Systems y siéntete protegido con nuestras alarmas de alta seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: